Seleccionar página
La invensión del posavasos fue creado por la compañía Henschel en Luckenwald, Alemania, por el año 1867. Fabricaron un “platillo de porcelana». La primera patente relativa a los posavasos fue creada por Casalonga en París en 1879. En 1892 la compañía Faivre y Cie creó otra patente: esta vez el material utilizado era una esponja, gracias a sus cualidades de absorción. Robert Sputh en Dresden en 1892, fué quien inventó el posavasos contemporáneo, hecho con pasta de madera prensada, con el nombre del producto impreso. Mientras, el primer modelo de policolor de posavasos, aparece en Alemania en 1900. En 1903, la Baden Wurtenberg, una corporación que reciclaba madera, fabrica la pasta que se utilizará para la realización del posavasos. Hacia 1930, se tiene constancia de una producción de 2 mil millones de posavasos anuales. Actualmente, la producción es de aproximadamente 5 mil millones de posavasos por año (3 mil millones sólo en Alemania).